iStock-1189051075 (1)

¿Qué tipo de cambios operativos supone la digitalización para la empresa?

El uso de las nuevas tecnologías ha cambiado el ‘modus operandi’ tanto de pymes como de grandes empresas. Ahora bien, debemos tener claro que la tecnología sólo es un medio dentro de la transformación digital empresarial. Los principales desafíos de los negocios para conseguir un auténtico cambio de modelo tienen mucho que ver con la cultura dentro de la organización, y no únicamente con el uso de las últimas tendencias tecnológicas.

Así pues, una de las modificaciones que supondrá todo este proceso será la transformación de la cultura organizacional. Nos referimos a un cambio en la propia mentalidad de la empresa, dirigiéndose hacia un modelo de innovación y eficiencia. Porque la digitalización no puede limitarse únicamente a utilizar un determinado software, un correo electrónico corporativo, un sistema de gestión o implementar una solución CRM, sino que implica una transformación más estructural y de fondo.

Como todo cambio debe comenzar e implicar a las personas y grupos que forman parte de la compañía. Contar con empleados capaces de entender las ventajas de las nuevas soluciones, procesos y sistemas es un factor clave en la implementación de nuevas tecnologías.

La importancia del liderazgo en la transformación digital 

Aparte de implicar a los trabajadores, hay otro factor de gran importancia y es cómo los dirigentes de la empresa se posicionan respecto a la transformación digital. Ellos deben creer firmemente en el proceso y transmitirlo al resto de empleados. Es decir, los responsables de equipo, área o departamento deben dar ejemplo y apoyar la estrategia de arriba abajo.

Un último aspecto a tener en cuenta son los entornos de colaboración, salas de videoconferencias y herramientas de comunicación instantánea. Todas ellas son tecnologías que, si se utilizan de forma adecuada, son capaces de optimizar el trabajo de los equipos, anulando las barreras de la distancia y favoreciendo la movilidad laboral.

La digitalización implica una forma diferente de trabajar y de repensar todos los procesos, integrándolos en un sistema de gestión de proyectos en línea, para así poder trabajar de manera mucho más rápida y eficiente. Sin duda, exige una inversión inicial de tiempo y recursos, pero esta inversión será devuelta en un periodo de tiempo no muy lejano.

Además, en pleno siglo XXI no queda otra: las empresas deben estar al día de la innovación tecnológica, deben saber adaptarse y competir con otras dentro de un entorno tecnológico que cambia constantemente. Se trata de un proceso totalmente necesario, para que cualquier corporación pueda sobrevivir en el presente y en el futuro más próximo. 

En Poch y Ruana apostamos decididamente por la digitalización y, para facilitar este proceso, ponemos a disposición de nuestros clientes la metodología Gedi. A través de este sistema hemos conseguido trasladar la administración de cualquier empresa al entorno online. De este modo, podréis disponer de todos los datos de vuestro negocio actualizados y revisados por nosotros. Además, podréis realizar todos los trámites necesarios comunicándoos directamente con nuestros especialistas de forma digital. Estamos a vuestro lado para facilitaros vuestro trabajo y ayudaros en las gestiones del día a día. ¿Queréis conocer más detalles? ¡No dudéis en contactar con nosotros!

Más noticias