article3

La importancia de escoger las herramientas adecuadas

En un entorno como el actual, en que la tecnología cambia constantemente, es imprescindible escoger bien las herramientas que permitirán adaptarse a estos cambios. 

Autónomos y empresarios ya son conscientes de la importancia de asumir esta evolución. Es más, la mitad de los pequeños y medianos empresarios asegura que la digitalización es clave para mantener activo el negocio y reconoce que proporciona una mayor rentabilidad al conjunto de la empresa, según un estudio de GoDaddy. 

Aun así, hay que destacar que la importancia de escoger una buena herramienta no es coger la que utiliza nuestra competencia, sino elegir aquella que mejorará el funcionamiento de nuestra empresa. Es decir, escoger la herramienta específica que agilice el conjunto de los procesos y aporte valor a la empresa y a los clientes. Porque cada empresa es un mundo, con una cultura empresarial y una metodología de trabajo diferente. 

¿Cómo escoger la mejor herramienta? 

Por eso, es imprescindible analizar todas las áreas de la empresa para saber qué herramienta encaja perfectamente a la actividad requerida. En este proceso es muy importante observar las metodologías y los objetivos de la empresa, para ver si realmente supondría un cambio positivo y útil y una mejora de la productividad. Aun así, en este estudio interno, se tienen que analizar también cuáles son las debilidades y las fortalezas de los trabajadores y asegurarse que la organización tiene una buena infraestructura para incorporar estas herramientas. 

Hoy en día existen herramientas que ayudan a almacenar miles de datos en la nube, de forma que se puede acceder de manera rápida y eficiente, sin tener que buscar en archivadores; sistemas de automatización y de inteligencia artificial que interpretan los datos y dan soluciones inmediatas; incluso, herramientas que permiten crear nuevas experiencias al consumidor a través de aplicaciones de realidad virtual. 

La aplicación de estas herramientas de última tecnología marca un antes y un después en el modelo empresarial. Además, exige una inversión inicial de tiempo y recursos, pero ten seguro que supondrá un retorno a corto plazo. Básicamente, se trata de un esfuerzo económico y funcional, para poder adaptar las herramientas y hacer funcionar de manera eficiente los diferentes departamentos y procesos de la empresa.

Desde Poch y Ruana queremos acompañaros en este proceso de digitalización empresarial, poniéndonos a vuestra disposición para asesoraros y presentaros la metodología GeDi.

Más noticias