Password protected to login on the computer screen, Privacy Security Protection

Proteger los datos de los ciberataques

En los últimos años hemos vivido una explosión tecnológica en todos los sentidos. Cada vez son más las empresas que han adoptado con entusiasmo los avances tecnológicos y ya no lo ven como una amenaza, sino como un beneficio a corto y largo plazo para el negocio. Pero, al dar este gran paso, las empresas se exponen a ciertos riesgos que pueden hacer tambalear su funcionamiento.

Sólo en los primeros meses de 2020, los ciberataques aumentaron en un 40%, situando a España como el 10º país del mundo en la lista de los más afectados. De hecho, los ataques ransomware, en los que el hacker pide un rescate económico, han crecido en un 25% en el último año. Estos datos son prueba de que el mayor reto que tienen las empresas, de cara a un futuro, es la seguridad de sus datos

También cabe destacar que, en los últimos años, el teletrabajo ha ido adquiriendo fuerza, especialmente, con la llegada de la pandemia del COVID-19. Sin duda alguna, ha sido uno de los avances más rompedores, pero ha facilitado a los hackers el acceso tanto a los datos personales como empresariales. Por ello, ya sea un negocio pequeño o una multinacional, es imprescindible contar con equipos de seguridad y protección de datos actualizados que garanticen la ciberseguridad. 

Prevenir los ciberataques con las herramientas adecuadas 

Ante el aumento de los problemas de seguridad cibernética, las empresas deben focalizar todos sus esfuerzos en prevenir y minimizar estos riesgos. El primer paso que se debe realizar es garantizar que las herramientas que usen los trabajadores no sean dispositivos personales, ya que es mucho más fácil que se vean afectados por malwares. Por ello, si en algún momento es necesario integrarlos a la red corporativa, se recomienda realizar un análisis exhaustivo y garantizar que no contengan ningún virus que pueda contagiar al resto de equipos conectados la red. 

Además, tal y como recomienda el Instituto Nacional de Ciberseguridad (INCIBE), la ciberseguridad empresarial debe pasar por actualizar las contraseñas periódicamente y que estas sean seguras, instalar antivirus, cifrar la información propia, realizar copias de seguridad y contar con una red privada virtual. 

En todo este proceso, es muy importante sensibilizar a los empleados del tipo de datos que tratan. Muchas veces, los ciberataques se producen por un error humano. Por ello, es imprescindible ofrecer a los empleados la información y formación necesaria para actuar ante este tipo de situaciones. Por ejemplo, si llega un correo electrónico sospechoso a la dirección de empresa debemos desconfiar de él y nunca instalar programas no autorizados en el ordenador, ya que podrían contener algunos virus. 

Asimismo, la empresa debe proteger y mantener la confidencialidad de los datos y las operaciones que realiza y establecer los privilegios de todos los usuarios que tienen acceso y controlar quien puede acceder.  

Desde Poch y Ruana apostamos siempre por la implementación de todas las tecnologías que ayuden a mejorar el funcionamiento de la empresa. Pero para ello, debemos garantizar que los datos de tu empresa estén bien protegidos. Es por eso que nuestro gestor digital GeDi, además de ayudarte a digitalizar la empresa, garantiza la protección de todos los datos empresariales.

Más noticias